lunes, 24 de julio de 2017

Bandera: sin buenas noticias

victor krieger fabbroni:

“EL AGUA SUBTERRANEA DE BANDERA ESTÁ ENVENENADA CON AGROTÓXICOS”
RESPONDE UN TERO BOBO (ENTRENADO POR AAPRESID):
“BANDERA LOGRARÁ DENTRO DE 10 AÑOS UNA ¿CERTIFICACIÓN EN SU ÁREA PERIURBANA?”

Pablo López Anido miembro de la Comisión Directiva de AAPRESID*, en comunicación con La Red Rural, ahondó sobre “su” proyecto de Buenas Prácticas para “aplicaciones” en la ciudad de Bandera, Santiago del Estero. *(AAPRESID es una asociación privada que controla y comercializa la Siembra Directa; es responsable “inicial” de la actual variedad y combinación de agro-venenos, ¡verdadero negocio de las corporaciones!; de la compactación e impermeabilización de la tierra por falta de roturación cíclica, del incremento de malezas herbicidas-resistentes, inundaciones y, finalmente, del incierto final para la naturaleza y raza humana)
 Desde CHACRA-BANDERA-AAPRESID el Director Adjunto de la  Red de Conocimiento en Malezas Resistentes (REMafirma: “estamos trabajando manejos alternativos de malezas. Ésta es una zona muy complicada, ya que es la cuna de las malezas resistentes (Bingooo). Los productores venimos luchando (fracasando) hace más de diez años contra este problema (Bingooo). En esta zona se hizo la primer detección de “sorgo resistente” en el país (Bingoooo)”.
  • Inevitablemente, cuando se desdibuja la realidad comienzan los interrogantes: ¿De qué resistencia está hablando, Sr. Director?. Ningún individuo de ninguna especie se resiste a su propia naturaleza.
En la entrevista, López Anido relató el proyecto con el cual está trabajando desde hace unos meses: “aplicaciones periurbanas”
  • ¿Aplicaciones de qué, Sr. Anido? ¿Por qué a ustedes les cuesta tanto poner por escrito: “fumigaciones con agrotóxicos”? ¿Es porque no pueden reconocer que están liberando venenos prácticamente sobre la población, venenos que se vinculan directamente con patologías mediatas e inmediatas en nuestra salud? ¿Y usted cree que nadie se ha dado cuenta?
Al respecto, dijo estar participando en “la generación de una ordenanza que organice las aplicaciones en esta zona. La idea es que haya un registro fiscalizado, cargado en las plataformas online y en donde la Municipalidad pueda tener un seguimiento y bla, bla, bla. De esta manera,  a medida que se vayan cumpliendo los objetivos se logrará una certificación en toda el área periurbana implementando las Buenas Prácticas Agrícolas”.
  • “Sí, las famosas y recurrentes B.P.A.” O yo he perdido la razón entre tanto chamuyo y macaneo, o es lo mismo que vengo escuchando desde hace 30 años cuando no existían las Malezas herbicidas Resistentes y el Agua y aire de Bandera no estaban contaminados.
Anido aseguró que “hacen falta registros de aplicadores”. “Asegura que es mucho lo que se dice y lo que se sabe, pero también es mucho lo que se hace mal y que, por eso, hay mucha desconfianza en el ámbito urbano, algunas ciertamente fundadas.”
  • ¿Este logro sojero que tan bien describe corresponde a alguna peculiaridad de Bandera, o es producto de la avaricia, corrupción y ausencia de controles locales y provinciales?
¿Los objetivos? Apostar a una certificación total de la agricultura de acá a diez años. Reglamentar, cumplir, generar oportunidades de mejora, y volver a transformar los protocolos. Un trabajo dinámico a prueba y error
  • (¡Ayyyyyyyy mamita, 10 años más!!)  
  • Este tema será analizado en profundidad en la próxima Jornada Aapresid en la localidad de Bandera y en Rosario)(¿Profundidad?: claramente vemos que van por los 100.000 mts. de hondo, por lo menos, y solo constatamos dólares, degradación, veneno y exterminio)

PERO TAMBIEN ES DEBER RECONOCER MÉRITOS:
  1. Bandera es “cuna” de las malezas resistentes con respecto al resto del país.
  2. En Bandera se hizo la primera detección” de Sorgo Alepo Resistente del país.
  3. ¡Por fin! Bandera ya tiene su agua subterránea contaminada con AGROTÓXICOS.
  4. Ley 6.312 (y todas las Nacionales) ordenaron hace 3 décadas la creación de Registros de Aspersores pero los productores no la aplican por defecto, o porque “no son más que leyes”. ¿Sres., todavía no se dieron cuenta que están tratando con criminales ambientales?
  5. Aapresid equipara el Área de Protección Legal sobre venenos que enferman y matan personas, con pérdida de ganancias para la Agricultura Transgénico-Industrial (que a pesar de las directivas “de arriba” y hagan lo que hagan, está colapsando por su propio peso).
  6. Aapresid reconoce que hay mucha y fundada desconfianza en el Ámbito Urbano” (No es desconfianza señor, es terror toda vez que sabemos que vamos a enfermar y morir porque “nos obligan a respirar venenos”; porque ya envenenaron nuestras fuentes de agua subterránea y alimentos; porque vimos como arrasaron el monte nativo; porque vemos como se limpian el traste con Recetas Agronómicas, Registros y Ordenanzas; porque el RoundUp ultra potenciado y combinado es de “Venta Cuasi-Libre” y ya no sirve para nada; porque le sacaron el olor al 2.4D y lo hicieron indetectable mediante nanotecnología.
  7. También sostiene: “Los resultados se verán dentro de 10 años en base a PRUEBA Y ERROR”. (Pero si ya “probaron y erraron” durante más de 20 años y son “únicos” responsable del origen de las malezas resistentes que, finalmente, los está derrotando porque, en esta guerra, el ejército de la naturaleza está de nuestro lado.
Ya no es una sensación que hayan traspasado una barrera que deberían haber respetado, protegido. Debió ser así porque, una nueva vida que modifican, vivirá más que ustedes y lo hará fuera de control sobre lo más sagrado que es nuestro “derecho a la vida”, a respirar y alimentarnos. La Siembra Directa eligió sembrar semillas de cizaña junto con nuestros alimentos, que son los mismos que comen sus hijos. Ustedes acabarán mojados arriba y abajo al exterminar el Monte Nativo robandole espacios vitales a la naturaleza. Ustedes decidieron refugiarse en la intemperie.
¿Será, finalmente, la Agroecología quien ponga fin a sus conductas ECOCIDAS?
¿La veremos incrustarse en sus conciencias personificadas en las cenizas de sus ancestros, agricultores que supieron convivir en paz con el TERO SABIO?
Señores “empresarios … si se pudiera partiles la cabeza, no para lastimarlos, sino para descubrir ¿qué tienen adentro? ¡O peor, qué les falta…!
Si consideran que estas palabras lastiman por fuertes o duras, les aseguro que infinitamente peor es la lenta agonía del cáncer (la más cruel de las muertes) y la inevitable pregunta final que todas las víctimas nos hacemos y ustedes "lo saben”:
¿POR QUÉ A MÍ…?

jueves, 20 de julio de 2017

miércoles, 10 de mayo de 2017

Bandera en situación crítica por agro-tóxicos

victor krieger fabbroni

9 may. 
1000 MTS. DE PROTECCIÓN LIBRE DE AGROTÓXICOS EN CENTROS POBLADOS Y PROHIBICIÓN DE FUMIGACIONES AÉREAS EN TODO EL TERRITORIO DE SANTA FE

¿POR QUÉ?:

  • Mientras el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, en la Apertura de Sesiones Ordinarias de la Legislatura abordó específicamente la problemática asociada al uso y aplicación de agroquímicos logrando que el tema recobre actualidad tras su aseveración emitida desde un ámbito de tal magnitud: “LA DESICIÓN DEBE SER POLÍTICA. SOMOS LOS POLÍTICOS QUIENES DEBEMOS SOLUCIONAR EL PROBLEMA Y GARANTIZAR LA SALUD DE LA POBLACIÓN”….
  • Mientras desde el Arco Ecologista, el Presidente de CE.PRO.NAT (Centro de Protección a la Naturaleza), Carlos MANESSI, anticipó que próximamente ingresarán un nuevo proyecto que ya cuenta con la simpatía del Gobernador, que propondrá alejar las pulverizaciones a 1.000 metros de los centros poblados y prohibir el uso de aviones para la aplicación de estos productos en todo el territorio de la Provincia de Santa Fe….
  • Mientras ambos representantes del pueblo santafesino afirman que hay que insistir en la salvaguarda de la salud y el ambiente y, la única manera de llevar adelante este tema, es con leyes que nos protejan y podamos hacerlas cumplir…..

     
  • En la Localidad de Bandera, Depto. Belgrano de la Provincia de Santiago del Estero se legisló y aplica la Ordenanza 1/2017 que determina una zona de protección de sus habitantes (contra los venenos del agro) de solo 100 mts. (una cuadra) y se dio piedra libre a las aspersiones aéreas (“cuando se sabe son incontrolables”) tal como lo remarca y afirma públicamente el Sr, MANESSI: “el que dice que se pueden controlar, miente”.
  • Cómo se justifica  la diferencia de criterios de los funcionarios de allá, con los de acá.
  • Desde su casa, quién piensa usted puede “tener más conocimientos, saber más” de la tragedia humana y ambiental que originan los agrotóxicos y agricultura industrial: el gobernador de una provincia eminentemente agrícola (y sus asesores), o algunos “funcionarios sojeros” pueblerinos.

    ¿Es cuestión de saber o no saber, o simplemente la presencia o carencia de ese valor moral/humano tan elemental llamado honestidad intelectual?

jueves, 26 de enero de 2017

Deforestación en el norte agentino

La superficie desmontada durante 2016 en las provincias de Salta, Santiago del Estero, Formosa y Chaco fue de 112.252 hectáreas (un 50% menor al promedio anual previo a la sanción de la Ley de Bosques). Sin embargo, más de un tercio de la deforestación se produjo en bosques protegidos por la normativa (clasificados en las Categorías I – Rojo y II – Amarillo), alcanzando las 41.595 hectáreas. En Santiago del Estero se desmontaron 32.691 hectáreas, de las cuales 22.441 hectáreas eran bosques protegidos. En Formosa se deforestaron 28.269 hectáreas, de las cuales 562 hectáreas eran bosques protegidos. En Chaco se desmontaron 27.162 hectáreas, de las cuales 13.749 hectáreas eran bosques protegidos. En Salta se deforestaron 24.130 hectáreas, de las cuales 4.843 hectáreas eran bosques protegidos.

Informes completos: http://www.greenpeace.org/argentina/Global/argentina/2017/1/Deforestacion-norte-Argentina-Anual-2016.pdf

http://ambiente.gob.ar/wp-content/uploads/Informe_monitoreo_superficie_bn_2016_umsef_db_mayds.pdf

jueves, 19 de enero de 2017

El daño de la agricultura continuada ya es inocultable


Inundaciones: el modelo agrícola quedó en el ojo de la tormenta

Expertos aseguran que los suelos productivos están agotados tras años de un plan de agronegocios basado en el monocultivo de soja

En menos de un año, la provincia de Santa Fe atravesó dos emergencias hídricas que se saldaron con campos inundados, caminos cortados, pérdidas millonarias y reclamos cruzados entre productores, funcionarios provinciales y autoridades nacionales.
Las fuertes lluvias de abril pasado y de las últimas semanas desnudaron un problema cada vez más difícil de negar: los suelos productivos están agotados tras años de un modelo de agronegocios basado en el monocultivo de soja que invisibilizó a los pastizales, la ganadería y la rotación de cultivos, herramientas que ayudaban a darle equilibrio al sistema y que mejoraban la absorción y el escurrimiento del agua.
Las malas prácticas privadas fueron consentidas por largos años de desatención por parte del gobierno central, que al igual que otros actores del sector privilegió la caja y el corto plazo por sobre estrategias productivas sustentables e inversión en infraestructura.
La crisis hídrica también desnuda la falta de planificación y de control efectivo sobre el territorio que existe desde los diferentes niveles del Estado, algo que se verifica, por ejemplo, en la multiplicación de canales clandestinos o en la ejecución de caminos rurales que muchas veces terminan actuando como terraplenes que evitan la evacuación del agua acumulada.
Sergio Montico, de la cátedra de Manejo de Tierras de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNR, explicó que en la región pampeana argentina en las últimas décadas "se ha intensificado severamente la expansión de la agricultura, lo que influyó en el estado de los ecosistemas y en los servicios ambientales con modificaciones relevantes".
Según el experto, el territorio "ha sido sobrepasado en sus capacidades de gestión hídrica", un diagnóstico que se traduce hoy en números que asustan: desde el Ejecutivo santafesino hablan de 869 tambos afectados sobre los 3.500 que existen en la zona y de 948 mil hectáreas de cultivos anegadas sobre una superficie sembrada de alrededor de 2,3 millones.
Llevado a cifras, ese desastre productivo que se repitió dos veces en menos de 12 meses significa una pérdida estimada por el Ministerio de la Producción provincial en 3 mil millones de dólares, lo que traducido a pesos son 48 mil millones, el equivalente a casi la tercera parte del presupuesto 2017 de Santa Fe (155 mil millones).
Ingenieros agrónomos y expertos en el tema coinciden en una cosa: ya no alcanza con mirar al cielo e insultar por la lluvia que cae, porque el problema de Santa Fe no está allá arriba, si no acá abajo: en el (mal) uso del suelo.
Clima
El cambio climático (CC), contra lo que pueda —tristemente— creer el futuro presidente de Estados Unidos, es un fenómeno que ocurre ahora y que se expresa de diferentes maneras en cada región del planeta.
En Santa Fe, este fenómeno global se expresa a través de una suba de las temperaturas anuales (sobre todo las mínimas) y de una mayor recurrencia de eventos extremos, o sea lluvias severas en plazos cortos de tiempo, granizo, fuertes tormentas, etc. "Existe consenso respecto al cambio climático. En el caso del clima del sur de Santa Fe, los cambios registrados parecen ajustar con el desarrollo teórico del CC sobre todo en temperaturas: las mínimas y máximas promedio se han elevado 2 grados", explicó Fernando Martínez, ingeniero agrónomo del AER Inta Casilda en el documento "Problemática de los excedentes hídricos para la agricultura en el sur de Santa Fe".
Respecto a las lluvias, si bien no ha aumentado significativamente la cantidad de agua anual que cae sobre la región, sí ha cambiado la forma en la que ocurren las precipitaciones. Según Martínez, en los últimos 20 años "aumentó la intensidad y el volumen de las grandes lluvias" mayores a 50 mm.
Mientras que en el período 1962/1990 las grandes lluvias tenían intensidades de 120 mm cada 24 horas, en el período 1990/2013 alcanzaron varias veces intensidades de hasta 220 mm en 24 horas.
Otro dato: en los 68 años transcurridos entre 1945 y 2013, los años de mayor y menor precipitación (2008 con 505 mm y 2012 con 1.487 mm) ocurrieron en los últimos seis años.
Con este panorama, los especialistas advierten que el modelo agrícola exige mayor presencia estatal en el control y responsabilidad de los productores. Mientras tanto, las consecuencias se traducen en pérdidas millonarias producto de las inundaciones.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

El 80 % de nuestros alimentos está envenenado

Lo que los medios raramente mencionan es lo que nos enferma física y mentalmente (sí, el 80 % de lo que consumimos tiene venenos que atacan especialmente a las células del sistema nervioso). No sólo producen cáncer; también explican el incremento de la violencia doméstica, aberraciones, etc.

SENASA no controla esto, Bromatología tampoco, Salud tampoco. Varios funcionarios públicos están implicados.

Video de Telefé: 1 minuto

https://www.facebook.com/FueraMonsantoarg/videos/988601231252126/

https://www.facebook.com/FueraMonsantoarg/videos/988601231252126/?hc_ref=NEWSFEED